Piedra.
Arte.
Gastronomía.

Contemplar las esculturas de Oteiza y Chillida, comer en restaurantes de primer nivel, escalar montes con buenas vistas o caminar por lugares icónicos como San Juan de Gaztelugatxe… Euskal Herria propone experiencias exquisitas.

El arte, la piedra y la gastronomía son tres insignias de nuestro territorio. Joseba Lekuona trabaja con estos tres componentes ofreciendo como resultado obras de arte que invitan a vivir una experiencia gastronómica singular.

  • ¬∑ Brand diagnosis
  • ¬∑ Brand strategy
  • ¬∑ Visual identity
  • ¬∑ Verbal identity
  • ¬∑ Digital design

Reto:

Desarrollar una marca que ponga en valor al artista y a su obra sin dejar de lado la experiencia gastron√≥mica que habilitan las piezas. Encontrar el equilibrio entre la austeridad y lo suntuoso, entre lo r√ļstico y la sofisticaci√≥n, construir la experiencia gastron√≥mica de lujo desde una categor√≠a art√≠stica. Una marca con caracter√≠sticas muy locales, pero que le habla a un p√ļblico que es de todo el mundo.

Solución:

A la propuesta de valor la encontramos en el n√ļcleo de la marca, sintetiza los elementos m√°s esenciales de Hartea: Piedra. Arte. Gastronom√≠a. Las propias obras son el gran diferencial y ubicarnos en ese mundo nos permite hablar desde la autenticidad y la coherencia. Nuestra propuesta de valor representa el aspecto m√°s robusto, m√°s contundente de la marca. La caracter√≠stica m√°s natural de la piedra. Como contracara, definimos el territorio de marca recogiendo los atributos m√°s elevados: Distinci√≥n Natural. Porque entrar en contacto con la obra de Joseba es una experiencia exclusiva y un volver a lo esencial.

Sentidos

El contacto con la obra despierta los sentidos, comer, contemplar, tocar una superficie áspera o lisa, sentir el contraste del peso de la piedra en las manos y la liviandad de la comida. Es una marca sensorial y buscamos poner al desnudo la piedra. Expuesta como obra de arte o invitando a vivir una experiencia gastronómica, buscamos conseguir que la piedra sea la gran protagonista, en clave de lujo austero.

Acompa√Īamos la marca con un tono de voz po√©tico, que refleja la visi√≥n de Joseba. Para la identidad visual definimos juegos tipogr√°ficos, buscamos en ellos singularidad y buen gusto, seleccionamos la paleta m√°s arm√≥nica posible fiel a la piedra, buscamos las formas, las ondas que llevan a Joseba en su viaje hacia la autenticidad de las piezas, tambi√©n en las fotograf√≠as.

Forma: La ergonomía, el contacto físico, la experiencia gastronómica y la forma de los dedos, la palma de la mano y sus movimientos naturales se ven representadas en cada pieza, en cada honda y en cada movimiento. Es por esto que la forma tiene un gran peso sobre la identidad visual de Hartea.

Color: Para la elección de los colores secundarios nos basamos en el color natural de cada piedra, representando su procedencia y la nobleza del material que la compone.

Textura: El contacto con la piedra hace del producto una experiencia √ļnica: la forma de la mano, la rugosidad de una cara y la sutileza de la otra, el tacto de los dedos, su ergonom√≠a‚Ķ Trasladamos estas particularidades a los diferentes soportes de comunicaci√≥n, desde el fondo m√°rmol de la web, hasta la textura del papel que escogimos, porque todo construye la marca.

Ondas: Representamos las líneas, las ondas y la elasticidad que alcanza la piedra en el estilo fotográfico, en el logo y en las piezas clave de promoción de la marca.

Hartea es una marca que invita a vivir una experiencia gastronómica distinguida a través de una obra de arte.